¿Cuánto contamina un vertedero de residuos?

Compartir en:

0
(0)

Los vertederos de residuos son una forma común de gestionar los residuos en todo el mundo. Sin embargo, estos sitios pueden tener un gran impacto ambiental si no se manejan adecuadamente. En este artículo, exploraremos cómo funcionan los vertederos de residuos, su impacto ambiental y las alternativas a esta forma de gestión de residuos.

Qué es un vertedero de residuos

Un vertedero de residuos es un emplazamiento destinado a la eliminación de residuos sólidos. Existen vertederos controlados (legales) e incontrolados (ilegales). Estos sitios están diseñados para contener los residuos y evitar su dispersión en el medio ambiente y han de cumplir una regulación específica, que en el caso de España es el Real Decreto 646/2020.

Existen diferentes tipos de vertederos, concretamente: Vertederos de residuos peligrosos, vertederos de residuos no peligrosos y vertederos de residuos inertes.

En general, los residuos que se depositan en el vertedero han de haber sido sometidos a un tratamiento previo, y una vez depositados se cubren con tierra para evitar la liberación de olores y gases. Y al finalizar el llenado de los vasos de vertido, que es el nombre con el que se conoce al emplazamiento donde se vierten los residuos. Este se cubre con diferentes capas de materiales minerales y sintéticos a fin de sellar el vertedero.

Existen diferentes tipos de vertederos, concretamente: Vertederos de residuos peligrosos, vertederos de residuos no peligrosos y vertederos de residuos inertes.

El depósito en vertedero es considerada la peor opción para el tratamiento de residuos, y de hecho, ocupa el último lugar en la jerarquía de tratamiento de residuos de la legislación europea y española. Pero, a pesar de este hecho, España depositó en vertedero el 48,23% de los residuos urbanos en 2020 según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística. Mientras que la media europea de depósito en vertedero es de tan solo el 24% (Eurostat).

Importancia de la gestión sostenible de los residuos

La gestión sostenible de los residuos es importante para proteger el medio ambiente y la salud humana. Los residuos mal gestionados pueden causar contaminación del aire, agua y suelo, así como enfermedades en los seres humanos y los animales. Además, si no se gestionan adecuadamente los residuos, son una fuente de emisiones de gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático.

Cómo funciona un vertedero de residuos

Los vertederos de residuos son una solución común para la gestión de residuos sólidos, pero su funcionamiento puede ser complicado por diversos motivos. A continuación, se explica cómo funcionan los vertederos de residuos.

Selección del lugar y preparación del sitio

La selección del lugar es uno de los aspectos más importantes a considerar en la construcción de un vertedero de residuos. El lugar debe estar alejado de áreas urbanas y de fuentes de agua potable, entre otros factores. Además, el suelo debe ser impermeable para evitar la filtración de los líquidos del vertedero hacia el suelo y los acuíferos subterráneos.

Además de los requisitos de las capas minerales del suelo, el vaso de vertido se impermeabiliza con diferentes capas de materiales minerales y sintéticos, a fin de evitar que los lixiviados (efluvios que emanan de los residuos y que tiene un gran poder contaminante) puedan entrar en las aguas subterráneas.

Antes de la construcción del vertedero, el sitio debe ser preparado. Esto incluye la nivelación del suelo, la instalación de una capa de impermeabilización y la construcción de la celda.

Construcción de la celda

Una celda es un área en el vertedero donde se depositan los residuos (también llamado vaso de vertido). La celda se construye mediante la excavación del suelo y la construcción de una barrera de contención en los lados y en el fondo. Aunque también se pueden construir de diferentes maneras. Esta barrera ayuda a contener los residuos y a evitar su filtración hacia el suelo y las aguas subterráneas.

Depósito de residuos

Los residuos se depositan en la celda del vertedero y una vez llena se cubre con una capa de tierra para evitar escapes de residuos, olores, proliferación de aves y fauna… Una vez que se llena la celda por completo, se cubre con diferentes capas de tierra para evitar la liberación de olores, gases y recuperar el terreno.

Cubrimiento diario

Después de depositar los residuos en la celda, se cubren con tierra formando capas de residuos y tierra como una especie de lasaña, para evitar la exposición a la luz y el contacto con el aire, lo que puede generar olores, gases escapes de residuos, proliferación de fauna, etc. Este proceso se repite diariamente hasta que se llena la celda por completo y llega el momento del sellado final.

Cobertura final

Una vez que se ha llenado la celda, se coloca una capa de tierra final para cubrir los residuos y prevenir la exposición a la luz y el contacto con el aire. También se pueden incorporar diferentes capas de materiales sintéticos y compost para sellar completamente el vertedero y formar una capa de suelo sobre la que sembrar vegetación, etc.

Impacto ambiental de los vertederos de residuos

Los vertederos de residuos tienen un impacto ambiental significativo debido a la cantidad de residuos que se depositan en ellos. Y es que, los residuos una vez depositados se van degradando, dando lugar a diferentes emisiones contaminantes con gran potencial de contaminación si no se gestionan adecuadamente. A continuación, se describen algunos de los impactos más importantes.

Contaminación del aire

Los vertederos de residuos emiten gases como metano, dióxido de carbono y óxidos de nitrógeno, procedente de la descomposición de los residuos, que contribuyen al cambio climático y la contaminación del aire. Además, los residuos en descomposición emiten olores desagradables y gases tóxicos que pueden afectar la salud humana.

Contaminación del agua

Los vertederos de residuos pueden contaminar las aguas subterráneas y superficiales debido a la filtración de los líquidos del vertedero. Estos líquidos, conocidos como lixiviados, contienen contaminantes tóxicos que pueden afectar la calidad del agua y la salud humana.

Contaminación del suelo

Los vertederos de residuos también pueden contaminar el suelo circundante. Los residuos y los líquidos del vertedero pueden infiltrarse en el suelo y contaminar la tierra, lo que puede afectar la vegetación y los animales que viven en el área.

Emisión de gases de efecto invernadero

Los vertederos de residuos son una importante fuente de emisiones de gases de efecto invernadero, especialmente metano. El metano es un gas de efecto invernadero 25 veces más potente que el dióxido de carbono, lo que contribuye al calentamiento global y al cambio climático.

De hecho, los vertederos controlados tienen sistemas de captación de metano que aprovechan como biogás para producir electricidad y/o calor.

Impacto en la biodiversidad

Los vertederos de residuos pueden tener un impacto negativo en la biodiversidad de la zona circundante. Los residuos atraen a animales y aves carroñeras, lo que puede provocar la aparición de plagas y enfermedades. Además, la contaminación del aire, el agua y el suelo puede afectar a la flora y fauna local.

Cómo reducir el impacto de los vertederos de residuos

Aunque los vertederos de residuos tienen un impacto significativo en el medio ambiente, existen formas de reducir su impacto. A continuación, se describen algunas medidas que se pueden tomar para reducir el impacto de los vertederos de residuos.

Reciclaje

El reciclaje es una de las formas más efectivas de reducir la cantidad de residuos que se depositan en los vertederos. Al reciclar, se pueden reutilizar materiales como papel, plástico, vidrio y metal, lo que reduce la cantidad de residuos que se generan porque se aprovechan como recursos.

Compostaje

El compostaje es otro método eficaz para reducir la cantidad de residuos orgánicos que se depositan en los vertederos. Al compostar, se pueden convertir los residuos orgánicos en abono que se puede utilizar para la jardinería y la agricultura.

Gestión de residuos peligrosos

Los residuos peligrosos, como las pilas, los productos químicos y los medicamentos, no deben ser depositados en los vertederos convencionales. En su lugar, deben ser gestionados adecuadamente para evitar la contaminación del aire, el agua y el suelo.

Energía de los residuos

Los residuos pueden ser utilizados como fuente de energía al aprovechar la que contienen los materiales a través de la valorización energética, un paso previo y más favorable ambientalmente que el depósito en vertedero. Los vertederos modernos pueden utilizar tecnologías para capturar el gas metano que se produce a partir de la descomposición de los residuos y convertirlo en energía.

Conclusión

Los vertederos de residuos tienen un impacto significativo en el medio ambiente y la salud humana. Sin embargo, existen medidas que se pueden tomar para reducir su impacto, como el reciclaje, el compostaje y la gestión adecuada de residuos peligrosos. Además, la captura de energía a partir de los residuos puede ser una forma efectiva de reducir el impacto de los vertederos en el cambio climático. Es importante tomar medidas para reducir la cantidad de residuos que se depositan en los vertederos y proteger el medio ambiente y la salud humana.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?


Compartir en:

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad